Parque y Cocinas Indígenas celebran Día Mundial de la Alimentación

13/Oct/2016

Quinuas, cacao y arropes

Este 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación, proclamado en 1979 por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación) con el objetivo de concientizar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial, y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.
La causa defendida este 2016 es “El clima está cambiando. La alimentación y la agricultura también”.

En el Parque Cultural de Valparaíso este día será celebrado con un Laboratorio Culinario a cargo de Cocinas Indígenas, una experiencia para conocer los sistemas alimentarios de la quinua, el cacao y arropes.

Cocinas Indígenas junto al Equipo Huerto-Invernadero, del Departamento de Mediación del Parque Cultural realizó a principios de septiembre la primera fase de cultivo experimental de quinua, una experiencia que ya se había realizado hace algunos años junto a la comunidad de Rodelillo.

“En Rodelillo, con Jorge Díaz, realizamos un trabajo en su huerto hace algunos años, y tuvimos excelentes resultados. Y ahora nace esto a raíz de que tras acercarme al área de Mediación del Parque a quienes les presenté esta propuesta y ya vemos cómo se están cruzando los caminos y se materializan iniciativas como la de este domingo.
El taller comenzará a las 11 de la mañana, y será un espacio para la reflexión, la celebración y para honrar a los antepasados”, señala Alexander Ortega de Cocinas Indígenas.

LA URGENCIA DE LA SOBERANÍA ALIMENTARIA

Concientizar, estimular y fomentar el consumo familiar respecto a los alimentos nativos y los granos andinos son algunos de los objetivos de esta iniciativa.

Lo realizado durante todo el año en el Huerto del Parque Cultural, -ubicado en el antiguo Patio Los Pimientos-, como la plantación de amaranto y de cinco variedades de quinua, representa la puesta en valor de los saberes ancestrales, la recuperación de la memoria y la invitación a redescubrir antiguas y nuevas formas de habitar el mundo desde la alimentación consciente, con mayor urgencia en un contexto de calentamiento global, de explotación de recursos naturales, de extractivismo y destrucción de la naturaleza.

“En medio de un mercado que acapara también el concepto de alimentación saludable para seguir generando ganancias para la industria alimentaria, defendemos la agricultura familiar, indígena y campesina”, agrega Ortega.

“Culturalmente esto tiene que formar parte de nuestro sistema de vida. Quizás estos superalimentos son más caros, pero te estás nutriendo de verdad, y su consumo sostenido en el tiempo será beneficioso. En esta bioagrodiversidad hay que amarse a través del alimento y la bebida, todos los días de la vida” subrayó Alexander Ortega de Cocinas Indígenas.

Ortega, finalmente, valoró otras iniciativas como la de “Bosques comestibles” y el desafío del cultivo experimental de quinua en el Parque Cultural. Resaltó la importancia de que la gente conozca las plantas, “pues muchas veces no sabemos de dónde provienen los alimentos que consumimos”, y la necesidad de conocer y separar las semillas para abastecer los huertos, hacernos cargo, colectivizar estos procesos, ser perseverantes y seguir apoyando la producción de agricultores, que en este proyecto en particular representan a más de 200 familias.

Para mayor información y coordinación de nuevos talleres, escribir a cocinasindigenas@gmail.com e informarse a través de la web www.parquecultural.cl

 

 

Compartir:
FONDART