100 años de la hazaña del Piloto Pardo

20/Sep/2016

Proeza de la Armada de Chile

Luego de dos meses lograron rescatar a la tripulación de La Endurance de los hielos antárticos, expedición comandada por el inglés Ernest Shackleton que había quedado varada en isla Elefante que, de no mediar el arrojo de la Armada Chilena, habrían sucumbido ante las inclemencias del tiempo.

Este viernes 23 de septiembre en el Parque Cultural de Valparaíso se conmemorará los 100 años de la hazaña de rescate del barco inglés La Endurance de parte de la Armada chilena.  La nave quedó atrapada en los hielos del Mar de Weddell, para finalmente colapsar y hundirse.

La epopeya vino luego, cuando la escampavía nacional ‘Yelcho’, de la Armada chilena, pilotada por el entonces teniente primero Luis Pardo, posibilitó el rescate final de toda la tripulación del Endurance desde la isla Elefante, después de sus casi dos años de epopeya.

Este episodio, poco conocido a nivel popular, representa una de las más grandes gestas de rescate de la Armada chilena en condiciones completamente adversas en donde, en vez de ir de rescate de la tripulación inglesa, los marinos chilenos tenían más posibilidades de morir en el intento que conseguir un final con vida.

El rescate de la expedición de Shackleton

El 18 de enero de 1915, el bergantín Endurance quedó atrapado en el hielo y llevado por éste hacia el norte. El 27 de octubre del mismo año, el avance del hielo aplastó la nave y los 28 tripulantes debieron abandonarla para acampar sobre la helada superficie antártica. Un mes después el Endurance se hundió. El 15 de abril de 1916, los náufragos en botes alcanzaron la Isla Elefante. El 24 de abril Shackleton, junto con cinco hombres, partió en un bote hacia Georgia del Sur, donde llegó el 10 de mayo y de ahí a la estación ballenera Grytviken diez días después.

Shackleton intentó alcanzar las Islas Malvinas, pero luego de varios intentos fallidos se dirigió a Punta Arenas. El 25 de agosto zarpó desde allí la escampavía Yelcho, de 36,5 m de eslora, comandada por Luis Pardo Villalón, llevando a bordo a Shackleton y dos de sus hombres. El 30 de agosto, la Yelcho rescató a la expedición desde la Isla Elefante y llegó de vuelta a Punta Arenas el 3 de septiembre.

El carácter de Luis Pardo puede ser evaluado en una carta que escribió a su padre, una vez aceptada su misión de rescate y poco antes de zarpar hacia la Antártida:

“La tarea es grande, pero nada me da miedo: soy chileno. Dos consideraciones me hacen hacer frente a estos peligros: salvar a los exploradores y dar gloria a Chile. Estaré feliz si pudiese lograr lo que otros no. Si fallo y muero, usted tendrá que cuidar a mi Laura y a mis hijos, quienes quedarán sin sostén ninguno a no ser por el suyo. Si tengo éxito, habré cumplido con mi deber humanitario como marino y como chileno. Cuando usted lea esta carta, o su hijo estará muerto o habrá llegado a Punta Arenas con los náufragos. No retornaré solo”.

Posterior el rescate, el cordón Pardo, la porción más alta de isla Elefante, fue bautizado en su honor, y a un cabo en el extremo norte de la isla se le dio el nombre Yelcho. La quilla del Yelcho se encuentra como monumento en Puerto Williams, y un busto del capitán Pardo ha sido instalado en el lugar donde la tripulación del Endurance acampó en la isla Elefante. Chile bautizó al grupo de islas más orientales de las Shetland del Sur, la mayor de las cuales es Elefante, como Islas Piloto Pardo. El 14 de junio de 2007 la Armada de Chile bautiza un patrullero oceánico (OPV) en honor a Luis Pardo Villalón.

“Este mes de septiembre también debe servir para relevar la gesta de la Armada de Chile, cuando este puñado de hombres comandados por Luis Pardo, consiguió rescatar con vida a la expedición británica de carácter científica que pocas posibilidades tenía de continuar con vida. Destacar la figura de Pardo, es revestirlo a él de los honores que muchos hombres de mar, con o sin uniforme, tienen por el sólo hecho de convivir y enfrentar a lo largo de su vida a esta masa de agua enigmática, y esta ocasión de hielo, que muchas veces es veleidosa e indomable” señaló Jorge Coulon, Director del Parque Cultural.

A raíz del centenario de la hazaña del Piloto Pardo, se indagará en el fin de la Endurance, buque rompehielos que sucumbió en la Antártida. La proeza será retratada en el capítulo “La Endurance: Una Hazaña Antártica”.  “Probablemente sea una de las historias de sobrevivencia más impactantes y sobrecogedoras de todos los tiempos” opina el director del film Tevo Díaz.

“La Endurance”: Una hazaña Antártica

A 100 años de la proeza del Piloto Pardo, capítulo serie documental “Naufragios” de Tevo Díaz

Viernes 23, 20 horas, teatro, Parque Cultural de Valparaíso, entrada liberada

Lunes 26, 12 horas, exhibición especial para establecimientos educacionales.

Compartir:
FONDART