La «Mujer Gallina» vuelve luego de 20 años

7/Oct/2016

Perfomance coreográfica

La obra “Jaula Uno, Ave Dos”, está basada en la historia de Mirta Carrasco, mujer que vivió dos décadas encerrada por su familia en un gallinero, en la comuna de Colina, se presentará este sábado y domingo en el Parque Cultural de Valparaíso.

La obra llega a la cartelera luego de 20 años de su estreno, y se vale del realismo mágico para desarrollar un homenaje a Mirta Carrasco, una mujer que durante dos décadas vivió encerrada por su familia en un gallinero en la comuna de Colina y presentar una metáfora sobre los acontecimientos de la dictadura, donde la tortura, el encierro y el vuelo son elementos de una herida abierta que marcó al país y que se expresa en la puesta en escena.

Dentro de los desafíos propuestos por su directora, Vicky Larraín, está en lograr que las sensaciones del intérprete se traspasen al espectador a través de los distintos símbolos que emergen en el proceso de expiación, como la jaula, la danza de la cueca sola, las animitas y el barro.

“Jaula Uno, Ave Dos” es una obra de danza Teatro, creada en la década del ‘90 con financiamiento del Consejo de la Cultura y las Artes y reestrenada con el mismo financiamiento como parte del “Patrimonio Coreográfico chileno” por parte del área de danza del Consejo de la Cultura y las Artes en el año 2016.
Esta obra de 50 minutos de duración es una performance coreográfica inspirada en la Historia de Mirta Carrasco – denominada por la prensa de los ‘90 como “La Mujer Gallina” – cuya historia causó impacto nacional al saberse que fue encerrada durante 20 años en un gallinero por su familia en la comuna de Colina.

Esta creación escénica busca realizar un acercamiento sensible y entregar una visión crítica de la condición de la mujer en esa época. La versión original fue dirigida y actuada por Victoria Larraín, destacada coreógrafa, bailarina y performer chilena que en esta ocasión reestrena la obra bajo su dirección y actuación sumando esta vez la actuación de Marjorie Ávalos quien realiza una nueva coreografía inspirada en la ya realizada en la década de los ‘90 la cual dialoga escénicamente con fragmentos, interpretados por Larraín, de la memoria coreográfica y de las circunstancias vividas en dictadura.

Catalogada como “reflexiva, directa y emotiva” durante sus primeros días de presentación en junio pasado en Santiago, logró poner en escena recursos del realismo mágico para hacer de este performance coreográfico una metáfora sobre los acontecimientos de la dictadura, donde la tortura, el encierro y el vuelo son elementos de una herida abierta que marcó a un país y que se ve expresada en la puesta en escena.

Vicky Larraín cuenta con una vasta trayectoria, que la hizo merecedora en mayo de 2015 de la medalla de sello de excelencia, reconocimiento entregado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, homenajeando su aporte a la disciplina de la danza.

La música del performance coreográfico está a cargo de Luis Barrie, quien ha desarrollado en Chile un programa de registro del paisaje sonoro y quién desarrolló la instalación en el pabellón chileno para la Expo Shanghai 2010 y Expo Milán 2015. Además, cuenta con la participación de Francisca Lazo en el diseño integral de la obra.

Sábado 8 y domingo 9 a las 20 horas en la Sala Estudio del Parque Cultural de Valparaíso, retirar invitaciones en la oficina de informaciones.

Compartir:
FONDART