Intervención de estudiantes de Colegio Salesiano rompe estereotipos de género

30/Jun/2017

Proyecto Bordar 

Esta actividad busca a través del bordado transformarse en toda una tendencia, fomentando la creación de una cultura de lo inclusivo y de género, que enseñe a los jóvenes a respetar la diversidad de sexos.

Este sábado 1 de julio se llevará a cabo en los jardines y explanadas del Parque Cultural una intervención  del proyecto  “Bordar para romper estereotipos de géneros” que se sustenta en el respeto y la igualdad frente a las diferentes labores cotidianas que desarrollamos a diario como sociedad.

La gestora del proyecto, la docente María Inés Galecio, nos comenta que el objetivo central de esta iniciativa es  “trabajar con nuestros niños la problemática de género, diferenciando machismo, feminismo y hembrismo. Buscamos a través de esta intervención de bordado romper con estas acciones aceptadas por la mayoría como un patrón o modelo de cualidades o de conducta que segregan los quehaceres cotidianos arraigados en nuestra sociedad. La idea es recalcar que ninguna labor está radicada al género y que tanto hombres como mujeres podemos realizar las mismas tareas”.

La intervención cuenta con dos partes: la primera,  un paño de alrededor de 3 metros con 101 arpilleras con bordados de diferentes motivos. La segunda, son alrededor de 100 telas de crea cruda con frases y reflexiones hechas por los mismos alumnos entorno al machismo, el feminismo, la desigualdad y los lugares comunes, la cual está hecha para ser instalada entremedio de los árboles, colgada como ropa en tendedero.

La docente ha sido la encargada de trabajar con los jóvenes de séptimo básico del Colegio Salesiano de Valparaíso, en donde ha tenido una muy buena respuesta de los estudiantes “En un principio fue más sencillo porque cuando partimos el año pasado, ellos podían bordar cosas sobre fútbol, pokemón y otras de su interés, pero este año les propusimos escribir una frase sobre la diversidad  de género y las primeras reacciones fueron como porqué si son hombres tienen que bordar, por ejemplo, pero todo fue avanzando y lo bueno es que esto se abrió a otras fronteras y la discusión se trasladó a la casa cumpliendo con el objetivo de sumar a la familia en torno al tema que queremos hacer visible”.

El proyecto ha sido realizado durante el año 2016 y 2017 buscando abrir el dialogo entorno a los estereotipos de géneros, visto desde las percepciones de 180 niños de un colegio masculino de la región de Valparaíso.

 

Compartir:
FONDART