La jornada del 14 de julio

17/Jul/2012

El sábado 14 de julio recibimos la visita de una delegación del programa de doctorado en gestión cultural y educación de la Universidad de Ohio. Estaban interesados en conocer las instalaciones del PCdV y tener una aproximación a su modelo de gestión. Desde hace años, el Consejo de las Artes del Estado de Ohio mantiene una oficina en Chile, desarrollando diversos proyectos de cooperación en el terreno de arte y educación. Esta visita se enmarcaba en esta lógica de relaciones y se mostraron particularmente interesados en dos de nuestras líneas de trabajo de Mediación; a saber, el Invernadero y el Espacio de lectura para niños. Ambos proyectos han sido elaborados por nuestro equipo y están siendo objeto de colocación en carteras de financiamiento de proyectos culturales por parte de empresas privadas. No hemos tenido el éxito esperado, sin embargo, en lo que al Invernadero se refiere, comenzaremos a construirlo porque define un tipo de trabajo relacional con las comunidades territoriales cercanas al PCdV.

Al mismo tiempo que tenía lugar la visita de la delegación mencionada anteriormente, se reunían en el edificio de Transmisión una representación de la comunidad de presos políticos que estuvieron cumpliendo penas en lo que fue la Cárcel de Valparaíso. Esta actividad se enmarca en el trabajo de recuperación de historias locales que estamos desarrollando como primeras acciones de formación del Centro de Documentación para la historia de los movimientos sociales de la región de Valparaíso. Este centro ya ha comenzado a operar recopilando relatos de la historia oral del teatro local, relativa a montajes históricos, como fue el de Esperando a Godot en 1960. Es así como hace dos meses registramos el encuentro de los principales actores de este montaje. Sin embargo, hace un mes hemos comenzado las sesiones de entrevista a don Sergio Vuskovic, filósofo local, que nos resulta unan figura ineludible para la historia social local, en particular, desde los años sesenta en adelante. El sentido que tiene la reunión con los ex presos políticos es el de actualizar el rol del PCdV como lugar de memoria, buscando realizar una articulación dinámica de la propia historia del lugar: casa de pólvora, cárcel, ocupación por agentes culturales, construcción del Parque, edición de su política como centro de arte, centro cultural y centro comunitario.

El mismo día sábado, a media tarde, en la sala de teatro, se llevó a cabo la presentación de la compañía de clown Cachiporra, que montaron un espectáculo especialmente concebido para niños, en un proyecto auspiciado por la Fundación Cultural de la Cámara Chilena de la Construcción. Esta compañía realiza habitualmente su preparación y entrenamiento en las dependencias del edificio de Transmisión. Dato importante a relevar, porque es una muestra del uso que los artistas hacen de este espacio. Es preciso recordar que este es uno de los estratos de público con que trabajamos; el público formado por los artistas locales, profesionales y semi-profesionales. Esta es una situación que hay que relevar porque satisface una exigencia, que consiste en fortalecer la escena de arte local, en el nivel de sus prácticas específicas. En esta perspectiva, el próximo miércoles se inicia el seminario preparatorio para la realización de la residencia de danza contemporánea en colaboración con la Fundación Siemens y el CNCA.

Mientras tenía lugar la presentación de la Compañía Cachiporra, en la sala de artes visuales comenzaba la actividad realizada por los miembros del Centro de Grabado de Valparaíso, consistente en la demostración de impresión de grabado, en el centro de la sala que alberga la exposición Grabado Manifiesto. Actividad de Mediación destinada a difundir la práctica de grabado, montando para ello una prensa y disponiendo turnos de artistas para asegurar diariamente –de 14 a 18 hrs- la exhibición de su uso.

A esa hora, en la explanada del Parque, en el césped, jóvenes del vecindario jugaban a la pelota. Este no es un campo deportivo, pero se puede jugar, sin portar zapatos con estoperoles, porque dañan el pasto. Esta es una situación de diario encuentro entre el equipo y los usuarios de la explanada, y que se convierte en instancia educativa de tolerancia respecto del cuidado que se debe tener con las instalaciones del Parque. Asociado a esto está el empleo de los baños públicos del Parque, que son objeto de nuestra atención, ya que entendemos que la limpieza y la higiene son acciones culturales que ponen de manifiesto la aptitud institucional del Parque respecto de la promoción del cuidado al mobiliario público.

A la hora en que terminaba de actuar la Compañía Cachiporra en la sala de teatro, en el container emplazado a la entrada del PCdV, se preparaba la presentación de la primera obra del ciclo preparado por Teatro Container y que tendrá una extensión de varios meses, proporcionando teatro de calidad, en un formato específico, que permite una relación íntima, directa, con el montaje teatral, destinado a fortalecer la mirada sobre la creatividad interpretativa y la dramaturgia. En efecto, más tarde, cercana a las veinte horas, tuvieron lugar dos representaciones consecutivas de una obra de la dramaturga argentina Griselda Gambaro. Una vez finalizada las funciones, el público fue invitado a tomar una copa de vino y a consumir una sopa caliente, producida por nuestro equipo, como parte de nuestro Laboratorio culinario. Este laboratorio es el que continúa la experiencia iniciada con las Cinco sesiones de cocina porteña. Justamente, estas sesiones precedieron la iniciativa que denominamos Operación caldillo, que consiste en preparar un cocimiento para ser ofrecido al público que asiste a funciones teatrales en invierno. Ha sido el caso a propósito del comienzo de la estadía, una verdadera residencia, que hace Teatro Container en el PCdV. El Laboratorio, a su vez, permitió que la reunión de expresos políticos se realizara a medio día, bajo un formato de almuerzo de camaradería.

Les adelanto que Cinco sesiones de cocina porteña, Operación Caldillo, Laboratorio de Ahumado, almibarado y salado, así como la curatoría que realizará Ritta Lara en que reunirá a ocho cocineras de barrio, amas de casa, famosas en su vecindad por practicar la confección popular erudita de un plato de cocina porteña, corresponden a la iniciativa de sostener un Laboratorio de Cocina permanente, destinado a relacionar prácticas de arte, prácticas culinarias y prácticas sociales.

En el momento en que público tomaba la sopa preparada, a proximidad del lugar en que se realizaba el encuentro de cierre de las funciones del teatro, se desarrollaba en la sala de danza de doble altura, el ensayo de una compañía independiente que a las 21.30 horas hacía uso de las instalaciones. Esto ya se ha hecho común, puesto que muchos de los bailarines y coreógrafos locales trabajan durante día y solo pueden disponer de horas de ensayo después de las 17 hrs. De modo que tanto en danza, teatro y artes del circo, los espacios están disponibles hasta pasada las 21 horas.

En lo que a teatro se refiere, es preciso señalar que durante la mañana, en la sala 1 del Edificio de Transmisión se llevó a cabo la tercera sesión de la residencia de Juan Radrigán, Premio Nacional de Teatro. Esta consiste en un trabajo de análisis y creación con nueve dramaturgos jóvenes de la región y ha sido una iniciativa asociada a la Residencia de Trabajo destinada a formular una hipótesis de re-montaje de Esperando a Godot, de Becket, que fuera montada en 1960 por ATEVA en Valparaíso. En homenaje a esta experiencia que resume un momento de densidad significativo en la historia del teatro porteño es que el PCdV ha montado esta residencia, destinada a fortalecer la dramaturgia local. Esto nos conduce a trabajar con un concepto diferente de público. En este caso, se trata de un público cooperante, formado por artistas que desarrollan una práctica formal específica.

En cuanto nuestras relaciones con el público general, este día sábado, centenares de visitantes pudieron visitar el PCdV en el marco de una visita guiada, que ha sido asumida por estudiantes de gestión cultural y turismo de la Universidad de Valparaíso, con la que hemos firmado un convenio para montar estos dispositivos de atención de público, a una hora determinada, siguiendo un guión determinado.

Me ha parecido pertinente hacer un relato de este día particular, ya que que me brinda la posibilidad de relacionar las acciones e integrarlas a un cometido general de trabajo, en el marco de la Teoría de Encuadre a partir de la cual he diseñado la conducción de esta articulación inédita, que combina tres estratos de público: público específico (artistas), público abierto (cultural general) y público próximo (vecindades cercanas).

El día sábado 14 de julio había siete personas, miembros de equipo de dirección, para asegurar la acogida. Este viene a ser un dato significativo porque supone la existencia de diversas competencias que el equipo desarrolla, mediante turnos largos, teniendo claro que su actitud y pertinencia es la cara visible de una política de trabajo, en que la programación de las diversas iniciativas exponen en cada nivel, el encuadre básico que hace que el PCdV sea un dispositivo de lectura del imaginario porteño.

Justo Pastor Mellado

Director General

Parque Cultural de Valparaíso

 

Compartir:
FONDART