Carte
Lera
chevron_left
chevron_right
Entrar en la Barca, arte a lo divino
  • Descripción
  • Horarios y lugar

Esta muestra ofrecerá al espectador el arte visual de Andrés en armonía con la poética de Florencio, en una propuesta caracterizada por un generoso cromatismo, en combinación con un mensaje potente y a la vez, esperanzador.

24 de Marzo de 2022
10:00 a 17:00
Sala Laboratorio del Parque Cultural de Valparaíso Carcel 471

El viernes 4 de marzo, en el Parque Cultural de Valparaíso, abre al público la exposición “Entrar en la Barca, arte a lo divino”, compuesta por 40 obras pictóricas del artista Andrés Ovalle, que dialogan con la obra poética del cantautor de origen porteño, Florencio Navarro (1961 – 2020).

En su totalidad, el proyecto completo “Entrar en la Barca, arte a lo divino”, ha comprendido una exposición virtual, ya realizada con gran éxito durante el confinamiento producto de la pandemia; un excelente catálogo-libro de la obra visual y poética, ya publicado, así como esta exposición de artes visuales en el Parque Cultural de Valparaíso, pronta a inaugurarse y finalmente en formato presencial. Conjuntamente, ambos artistas, Ovalle y Navarro, denominaron a este proyecto artístico “Entrar en la Barca”, en alusión al mar y la tempestad como hilos conductores de este trabajo poético-visual.

Esta muestra ofrecerá al espectador el arte visual de Andrés en armonía con la poética de Florencio, en una propuesta caracterizada por un generoso cromatismo, en combinación con un mensaje potente y a la vez, esperanzador. Es apta para audiencias de todas las edades; en expectativa de esta interesante diversidad de visitantes, el pintor Andrés Ovalle estará frecuentemente en la sala de exposición, para dialogar con el público asistente y firmar catálogos a los más interesados.

La exposición se mantendrá durante un mes en el emblemático recinto cultural porteño, con acceso gratuito para todos sus visitantes. Curada por Ximena Jordán, chilena residente en México, ella admite que la gestión de esta muestra no fue del todo sencilla, debido a su contenido simbólico basado en imágenes propias al cristianismo. Al respecto, Jordán destaca que “no es de extrañar que en pleno siglo XXI, el proyecto “Entrar en la Barca, arte a lo divino”tome lugar en la historia del arte, porque durante este periodo de la historia se ha logrado, paulatinamente, re-integrar arte con espiritualidad; se ha retomado la dimensión espiritual del ser humano en diferentes áreas de desarrollo, tales como el arte”.  Es en el Parque Cultural de Valparaíso, un centro de las artes realmente actualizado y abierto a la evolución de las manifestaciones estéticas, donde esta singular exposición encontró el lugar más propicio para mostrarse, por primera vez, directamente a la audiencia.

Por su parte, el pintor Andrés Ovalle se manifiesta respecto a la actualmente controvertida relación entre arte y espiritualidad: “la religión y la espiritualidad, son cosas distintas. La religión es una institución creada por humanos, pero la espiritualidad no es creación humana, sino que es una relación que tenemos con la inmensidad. A su vez, el arte siempre ha estado ligado al mundo invisible; sin embargo, esto se había transformado en un tabú”. Con esta exposición, Ovalle vence la censura a la cual hace alusión, apoyado por el Parque Cultural de Valparaíso y por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio ya que este proyecto fue merecedor de financiamiento vía Fondart Regional de Circulación 2021.

La exposición comprenderá un conversatorio virtual entre el artista y la curadora, el cual será transmitido en el Facebook del proyecto, que lleva su mismo nombre: “Entrar en la Barca, arte a lo divino”, así como por las redes del Parque Cultural de Valparaíso.

Andrés Ovalle H. (1970)

Desde el año 1992 y hasta la fecha, ha realizado veintisiete exposiciones individuales y ha participado en decenas de exposiciones en el extranjero, representando a Chile en la Bienal Internacional de Arte de Beijing China 2022, y en la Bienal Internacional de Arte, SIART Bolivia 2009; destacando además, “La Tierra Incógnita” en la Universidad de Stanford y en la Universidad de California, Berkeley (2004); en Washington DC y Nueva York, donde residió entre el 2003 y el 2006. A su regreso a Chile, irrumpe con “Retrato de una Presidenta 2006-2010”, serie expuesta entre el 2009 y 2013, y “Presidentas de Latinoamérica” (2011-2014). Obtuvo la beca de la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, por su proyecto “La Tábula Alegórica del Reyno de Chile” (2003); y el Primer lugar “Concurso de Arte Público Escuela Especial Santa Cruz” MOP, Comisión Nemesio Antúnez, (2009). Su pieza audiovisual “El Plebiscito de la Patagonia” se expuso en 17 ciudades de Latinoamérica y Europa. Sus obras se encuentran en colecciones privadas de más de 10 países.

Florencio Navarro (1961 – 2020)

El año 1978 integra el Dúo Sal, proyecto que duró 15 años, realizando cientos de presentaciones a lo largo del país, participando en la creación de un estilo musical propio con arreglos y composiciones como: “Bienaventurados”; “Siembra de paz”; “De tu soplo”; “Reminiscencias de Jesús”; “Momentos con Dios”; “Recital Temuco”; “¿Qué nos pasa?”; “Argumento Espiritual”; “Es Preciso Su Regreso”. Luego ingresa a estudiar Teología en la ciudad de Rancagua, lo que lo llevó a escribir ensayos en libros aún sin editar: “Las Plagas de Egipto”; “El Llamamiento y El Servicio”; “La Predicación Actual o La Profesión de Predicar”. Sumado a este trabajo aparecen dos libros de poesía: “Poesía de las migraciones”; y “Exequias en el mar”. También destaca su trabajo virtual y sus últimas producciones musicales de notable excelencia como: “Urgentemente”; “Un Canto en el Tiempo”; “En la ruta de lo Austero”; “Un Compilado”; “Policromía”; “Parácleto”; y “De mi raíz”.