Parque Cultural de Valparaíso y Fundación Heinrich Böll se unen por una cultura de derechos humanos y sustentabilidad

3/Sep/2021

Las autoridades de ambas instituciones se reunieron este 1 de septiembre en el Parque Cultural con la finalidad de establecer una agenda de cooperación en el contexto de la crisis climática global y de los cambios profundos que vive el país y Latinoamérica.

La delegación de las representantes de la Oficina del Cono Sur de la Fundación Heinrich Böll estuvo integrada por Gitte Cullmann (Directora), Gloria Lillo (Coordinadora del programa Transición Socioecológica) y Angela Erpel (Coordinadora del programa Democracia y Derechos Humanos), quienes visitaron el Parque Cultural de Valparaíso, principal sitio de memoria, centro cultural y espacio público de la región. Fueron recibidas por Nélida Pozo (su Directora Ejecutiva) y Erick Fuentes (Encargado de la Unidad de Patrimonio, Memorias y Derechos Humanos), donde se les presentó el trabajo desarrollado por el Parque Cultural desde el 2018 a la fecha, así como también los desafíos, poniendo la centralidad en acciones de derechos humanos y sustentabilidad de cara al contexto regional.

Gitte Cullmann, Directora de la Oficina del Cono Sur, dijo que “desde la Fundación Heinrich Böll promovemos la memoria histórica, pues sin ella no hay base para construir proyectos democráticos, donde la libertad y la solidaridad son valores esenciales, por lo que valoramos iniciativas como la del Parque Cultural de Valparaíso, establecido en la Ex-Cárcel, y esperamos sigan avanzando en esta dirección. En el momento que vive Chile y Latinoamérica es importante saber y sentir nuestra propia historia para proponer mejores caminos”.

Por su parte, Nélida Pozo, Directora Ejecutiva del Parque Cultural de Valparaíso, comentó que “construir alianzas desde un sitio de memoria no es cualquier cosa, ya que no sólo trabajas sobre el pasado reciente sino también y, sobre todo, en los futuros posibles. Y en el país que vivimos, esto es especialmente relevante, toda vez que -frente a las violaciones de los derechos humanos, al negacionismo y a la impunidad- las instituciones culturales debemos jugar un rol protagónico en el cambio cultural y la profundización democrática de nuestras sociedades”. 

En ese sentido, agregó que “el derecho a las memorias, plurales y diversas como nuestros pueblos, y la construcción de una cultura de derechos humanos en este país son una prioridad, muy sentida por todas las comunidades, por lo que comenzamos a transitar una alianza con la Fundación para desarrollar programas y acciones sobre los desafíos más acuciantes de los territorios, como lo son la construcción de ciudadanías críticas y el cambio necesario para la sustentabilidad del desarrollo regional”.

La Fundación Heinrich Böll es una fundación sin ánimo de lucro creada en Alemania en 1997 por una agrupación amplia de ciudadanos intelectuales, científicos, periodistas, artistas y activistas de movimientos sociales, ecologistas y feministas que, con el fin de incentivar la promoción de ideas democráticas, la participación ciudadana y el entendimiento internacional, centra su trabajo en fomentar los valores de la ecología y el desarrollo sustentable, los derechos de las mujeres y la democracia de género, la democracia y la participación ciudadana, la diversidad de medios y una opinión pública crítica, la integración económica y equidad sociopolítica en los contextos de los procesos de globalización. Para cumplir con lo anterior, promueve el arte y la cultura, la ciencia y la investigación, basándose en la ecología, la democracia, la solidaridad y la no violencia como valores fundamentales.

Compartir:
FONDART