Faramburleros se presentó en el Parque Cultural

24/Feb/2021

El 17, 18 y 19 de febrero, el dúo cómico “El circo de los Faramburleros”, conformado por Yamila Colombo (Titania) y Pablo González (Custodio Patillas), se presentó en la explanada del Parque Cultural de Valparaíso, quienes despliegan un espectáculo familiar, abarcando una serie de rutinas: acrobacias, chistes, bailes al ritmo de “Conga” de Gloria Estefan, “Billie Jean” y “Thriller de Michael Jackson, un pequeño acto de magia con interacción del público y coloridos vestuarios.

¿De dónde surgen los personajes y sus nombres?

Titania: Mi nombre viene del Teatro, yo también soy actriz, y siempre me gustó Titania de Sueño de una Noche de Verano, la obra de Shakespeare. Ella enlazaba el mundo tangente con el de los sueños. Mi payasa pasó a llamarse así. Hay una luna de Júpiter que se llama así, entonces elegí el nombre para conectarme con ese mundo de locura y magia.

Patillas: Custodio por mi padrino que fue un hombre muy bueno y amable. Y Patillas por mi papá, que falleció cuando yo era chiquitito y usaba patillas. Eran lo contrario a mí, muy serios y elegantes. Yo tomé todo eso, el brillo y la elegancia y dársela a este payaso desordenado, además del rescate del lenguaje del campo.

¿Cómo escriben los chistes y los guiones?

Titania: Hay rutinas clásicas que las sacamos de El Libro de Oro Payasos. Son muy antiguas. Algunas las reproducimos tal cual, otras le ponemos nuestro condimento, chistes que van surgiendo en la improvisación que sale cuando hacemos calle o espacios abiertos. Se va generando una dramaturgia escrita y otra que se va a ir modificando a medida que vemos lo que funciona y lo que no. Después está lo del chiste cómico, las acrobacias, que esas te las enseña un profesor.

Patillas: Tomamos del habla de lugares del campo e incluso de la misma gente que nos envía chistes y los incorporamos.

¿Dónde se entrenaron artísticamente?

Titania: Mis dos escuelas son la Universidad de Buenos Aires y la Escuela del Teatro Museo del Títere y el Payaso.

Patillas: Yo estudié teatro primero, pero el mundo del clown lo estudié en la Fundación Teatro Museo durante muchos años y tuvimos la suerte de que vinieran maestros de todas partes para enseñarnos distintas técnicas para hacer reír.

¿Cómo ha sido la recepción a nivel latinoamericano?

Titania: Nosotros nos movemos mucho por Argentina, Uruguay, Paraguay, Colombia, Ecuador y Perú. Patillas estuvo en Brasil. La idea es ir probando qué funciona en cada cultura, pero en general lo que hacemos resulta, es un lenguaje bastante latinoamericano el que trabajamos.

Patillas: Por ejemplo, en Brasil no entienden mucho lo que dices, pero el cuerpo cómico funciona de otra manera que las palabras.

Titania: El payaso latinoamericano es bastante alegre, de hacer piruetas. Eso se entiende a nivel universal.

¿Qué otros espectáculos tienen a futuro?

Titania: Yo tengo un espectáculo en solitario que se llama Titania and the magic show, del que hoy día vieron un extracto. Tenemos un espectáculo de a tres que por el COVID está estancado, que se llama Crunch, Crunch. Tenemos espectáculos que hacer este año, más personales, llevar menos cosas, viajar a más lados, otros espacios.

Patillas: Eso, básicamente, mantener la risa viva. Nos gusta dictaminar seminarios, clases, seguir con la idea de evangelizar con la risa.

Compartir:
FONDART