Escritos desobedientes. Historias de Hijas, Hijos

y Familiares de Genocidas por la Memoria, la Verdad y la Justicia

Lanzamiento de Publicación «Escritos desobedientes. Historias de Hijas, Hijos y Familiares de Genocidas por la Memoria, la Verdad y la Justicia»
Colectivo Historias Desobedientes (ARG-CHI)
En el 2017 una nueva voz, tal vez la más inesperada, se empezó a escuchar en los
escenarios de las luchas por la memoria, la verdad y la justicia, la de los hijos de los
criminales, que están rompiendo el pacto familiar de silencio.
Sus padres fueron personal de las fuerzas armadas – altos generales al mando,
intermedios y rasos – militares, marinos, aviadores, carabineros, personal de
inteligencia, funcionarios civiles, médicos, jueces etc. Algunos condenados y
encarcelados, otros con arresto domiciliario, algunos imputados, otros sin investigar,
impunes…Algunos muertos, otros vivos, algunos ancianos, otros no tanto. Todos
guardan un silencio atroz. Ninguno se ha mostrado arrepentido de sus crímenes
cometidos en dictadura.
Por eso, sus descendientes, enfrentando la culpa y la vergüenza por los delitos de lesa
humanidad cometidos por sus progenitores, decidieron agruparse y formar un colectivo
que dé cuenta de la presencia del horror en el seno familiar. Así nació el colectivo
HISTORIAS DESOBEDIENTES. Exigiendo memoria, verdad y justicia, proclamando que
“nosotres tampoco nos reconciliamos con los criminales”.
Escritos Desobedientes es una recopilación de textos redactados antes y durante la
creación del colectivo. Su lectura permite entender no sólo su construcción, sino
también los modos en que la palabra surge en quienes vivieron experiencias de
silenciamiento desde su más íntima conformación personal y subjetiva, así como las
estrategias que encontraron para desafiar los mandatos familiares , los tabúes sociales
y las diversas formas de impunidad. Adoptando diversos lenguajes- desde el ensayo a
la novela, del manifiesto a la poesía, de la dramaturgia al posteo en redes sociales- las
y los autores de este libro se confrontan con la dificultad de expresar los sutiles y
perversos vínculos entre el genocidio y la familia, como núcleo de silenciamiento,
sumisión y violencia patriarcal.
Compartir:
FONDART