Seminario Tecnología, Innovación y Derechos Humanos

26/May/2017

Esta nueva visión que innova en el campo de los Derechos Humanos, es una propuesta para poner en valor la transversalidad de las herramientas y conocimientos de la tecnología y la innovación y comprendiendo que el acceso a ellas es un derecho humano universal.

Se han cumplido 25 años de la Declaración del Derecho al Desarrollo, sobre cómo se entiende, desde la sociedad civil, el vínculo entre tecnología y derechos humanos.

 

El Parque Cultural, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH sede Valparaíso, Fundación Prótesis 3D e Interpreta, se reunieron para organizar este 30 de mayo el “Primer Encuentro de Tecnología, Innovación y Derechos Humanos”, en el marco de la Declaración sobre el progreso y desarrollo social de las Naciones Unidas.

El Seminario se realizará entre las 10:00 y las 13:00 horas del martes próximo y su principal objetivo es visibilizar las diferentes iniciativas que desde la sociedad civil surgen realizando un diálogo entre la tecnología y la innovación con los derechos humanos, generando impactos en la dignidad de las personas y reduciendo brechas en grupos de especial protección.

En el evento participará el Director del Parque Cultural, Jorge Coulon, quien aseveró que “es fundamental entender los derechos humanos como un instrumento que busca el impulso del bien común y generar espacios verdaderos y amplios para la calidad de vida. La tecnología y la innovación son ejes esenciales y claves del desarrollo de las naciones y para el Parque Cultural es un objetivo que nos representa porque apunta a la transversalidad de los conocimientos en pos de la mejora en la condiciones de vida de las personas”.

En el programa del Encuentro se presentarán diferentes expertos en la materia, como es el caso de Carlos Carroza del INDH Valparaíso, quien se referirá en la charla inaugural sobre el tema que convoca el evento.

El seminario proseguirá con un panel de experiencia en donde participarán Daniela Retamales de Fundación Prótesis 3D, Rodolfo Abud de Proyecto T-Zen, Constanza Díaz de Technovation Challenge y Carlos Salinas de Red Apis.

La invitación es abierta para estudiantes, organizaciones de promoción y defensa de los derechos humanos, empresas, personal del servicio estatal y público en general.

 

Contexto histórico

La resolución 2542 de 1969 tiene como fundamento principal en que el ser humano solo puede satisfacer sus aspiraciones en un orden social justo, por lo que urge acelerar el progreso social y económico en todo el mundo, teniendo en cuenta la “insuficiencia de los progresos logrados en la situación social global, a pesar de los Estados y de la comunidad Internacional”

En 1975 la Asamblea de Naciones Unidas proclamó la Declaración sobre la utilización del progreso científico y tecnológico en interés de la paz y en beneficio de la humanidad, ésta venía a establecer que el progreso científico y tecnológico se había convertido en uno de los factores más importantes del desarrollo de la sociedad, pero que también constituía una amenaza para la dignidad humana, y que por lo tanto debería ser usado para el fortalecimiento de la paz, de la seguridad, de la libertad, la independencia, y el desarrollo económico y social de los pueblos.

Posteriormente, en 1986 la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo de 1986, viene a establecer que el desarrollo es un “proceso global económico, social, cultural y político, que tiende al mejoramiento constante del bienestar de toda la población”, libre de toda discriminación.

Estos tres instrumentos del sistema universal generan el marco sobre el cual ha de entenderse que el acceso a la tecnología y la innovación científica es un Derecho Humano, sin más, y como exige que el Estado asuma sus obligaciones internacionales de respeto, garantía y no discriminación, y por otro lado convoca la participación de las personas como responsables de la tecnología y la innovación, pero también como sujetos de derecho, con el fin de alcanzar un nivel de vida cada vez más elevado, actuando individualmente y colectivamente.

Por ello, cabe reflexionar, cuando se han cumplido 25 años de la Declaración del Derecho al Desarrollo, sobre cómo se entiende, desde la sociedad civil, el vínculo entre tecnología y derechos humanos.

Compartir:
FONDART