Encuentro reúne a los más relevantes artistas y animadores de arte contemporáneo de Valparaíso

18/Jun/2014

En el PCdV, en conjunto con el área de artes visuales del CNCA y la participación del joven curador independiente Rodolfo Andaur, se llevará a efecto un encuentro titulado PLATAFORMAS EDITABLE. Este encuentro reúne a los más relevantes artistas y animadores de arte contemporáneo de Valparaíso y está destinado a pensar sobre las condiciones actuales de producción de obra. Para ello contaremos con la participación de dos artistas-curadores que hemos invitado especialmente por su pertinencia en el tema. Se trata de Ignacio Acosta, a partir de la representación de la estética de una política Industrial, y de Lorenzo Sandoval, que ha trabajado alrededor de la definición de Dispositivos artísticos y curaduría desde lo colaborativo.

Lo que les debe señalar cual es el sentido de este encuentro es el programa que desarrolló Lorenzo Sandoval en mayo de este año en el Espai d´Art contemporani de Castelló, bajo el título Espacios de Anticipación.

Como un antecedente para el encuentro, publicamos en nuestra página web el texto de presentación de su proyecto, porque nos parece de una importancia significativa en relación a lo que pensamos sobre las formas de producción autónoma en Valparaíso.

Sin embargo, es preciso que adelantemos algunas cosas en relación a cómo sostener producciones autónomas en escenas locales artísticas que experimentan el malestar de la cercanía institucional con la escena santiaguina. No se trata de enarbolar un punto de vista endogámico de defensa regionalista que no hace más que reproducir la mediocridad del medio, sino de levantar iniciativas que no tengan que buscar validaciones santiaguinas porque sus garantizaciones dependen de la capacidad de movilidad de nuestra obras locales hacia otras regiones internacionales.

Nuestro desafío es desde Valparaíso al mundo. Eso quiere decir el mundo, propiamente tal, pero sobre todo, la producción local en las regiones. Estas últimas tienen un cierto déficit formal. Hay que luchar contra los residuos tardomodernos en regiones. Por eso, desde hace un tiempo hemos insistido en la necesidad de desarrollar iniciativas editoriales que sustituyan, o que rellenen el vacío dejado por la ausencia de centros de arte contemporáneo en regiones. En verdad, es algo más que sustitución. Un centro de arte puede ser una oficina con una mesa y un computador. Pero también, puede ser un almacén, un café, un espacio doméstico con proyecciones institucionalizables.

Lo anterior requiere de una decisión colaborativa que instale dispositivos de garantización que provengan de un trato con agentes exteriores directos. Santiago, entendido como escena local, es un hoyo negro. Nada que nos pudiera ser útil para afirmar nuestra escena. No hay lectura para la especificidad de nuestras producciones, empecinados como están en salir de un atolladero que no presenta vías de solución plausibles.

La escena local debe discutir plataformas editables que permitan su conexión directa con zonas relevantes de la escena internacional. De una región a otra región, pero con proyecciones continentales. ¿Por qué no planetarias? Rodolfo Andaur acaba de regresar de un viaje extraordinario por Kurdistán, Irán y Turquía. ¿De que le preguntaban sus colegas? De Valparaíso, de sus malestares, de sus dificultades para sostener la mitología del patrimonio; de su resistencia a ser una escenografía de segunda. Estos son los datos primeros para pensar en una política local. De eso hablaremos en este encuentro (jueves 19, desde las 10 de la mañana en el PCdV).

 

Texto complementario de Lorenzo Sandoval Espacios de anticipación

Compartir:
FONDART