Pinochet Apócrifo

Colectivo Agua-Cero

La obra de teatro ha tomado como único personaje a Augusto Pinochet. Es el relato de momentos históricos, entrelazados con política ficción y humor negro. Se recrean posibles procesos reflexivos y emotivos que lo llevaron a  fundamentar su modo particular de accionar y de violentar los Derechos Humanos.

Pinochet Apócrifo es un apasionado cinéfilo y utiliza al cine para explicar su actuar en la historia de Chile. Cita El silencio de los Inocentes, Taxi Driver, Aliens, El Padrino, entre otras.

Pinochet Apócrifo es la conversación nunca revelada, la confesión imposible, donde   comparte relatos íntimos e históricos en momentos cruciales de su vida.  Nos cuenta cómo se transformó en dictador, las enseñanzas que recibió de Maquiavelo Napoleón, el atentado a su persona, sus alucinaciones, su leit motiv.

En su confesión se refiere al Golpe Militar, a su relación con el Presidente Allende, al atentado a su persona, la noche del plebiscito del Sí y el No, su asunción como senador vitalicio, los motivos de la Constitución del 80. Tampoco elude temas como la muerte y las torturas.

Evalúa su cometido, revelando complejidades y complejos.

Pinochet Apócrifo se expresa como un personaje con grandezas y miserias, impotente ante el destierro del alma nacional. Se considera a sí mismo legado y continuidad de la vena autoritaria de mapuches y españoles.

La figura de Pinochet está recluida en el tiempo y en la memoria de cada chileno. La mayoría de los chilenos ya dictó su condena.

Este proyecto teatral-unipersonal del Colectivo Escénico Agua-Cero se prepara desde septiembre de 2012 y nace del libro “Carta Apócrifa de Pinochet a un Siquiatra Chileno”, de Sergio Marras, que autorizó esta adaptación.

La obra que toma como único personaje a Augusto Pinochet, apela a la misión más antigua del teatro consistente en expresar y manifestar la inconformidad de un pueblo, dándonos la posibilidad de reflexionar, analizar y evaluar.

El Colectivo Escénico Agua-Cero, invita a convocar a la Memoria, para que cada uno pueda revisar, cuestionar y resolver.

Compartir:
FONDART