Lanzamiento de libro

La Cuadra

Palabras del autor del libro «La Cuadra: pasión, vino y se fue… Cultura popular, habitar y memoria histórica del Barrio Puerto de Valparaíso (2013)» Marco Chandía.

 

Presentación

 

Para los primeros días de marzo publicaré por medio de RIL editores La Cuadra: pasión, vino y se fue… Cultura popular, habitar y memoria histórica del Barrio Puerto de Valparaíso (2013). Un trabajo que viene a ser desde los estudios culturales una revisión, aumento y corrección de una investigación previa (2004) sobre la realidad de este sector porteño y fronterizo, trascendental en la historia de nuestra cultura popular que define un modo de habitar el espacio local como nacional, e incluso, regional. Se trata de un enfoque que tiene como ejes centrales el debate sobre la ciudad y el problema actual del habitar (como experiencia ancestral ligada al focus: (luz y calor) y que en una ciudad puerto como Valparaíso mantendría aún parte de estos elementos originarios. Pero que a partir de los sucesivos procesos modernizadores y en particular con la denominación de Valparaíso como Patrimonio de la Humanidad, este valioso capital cultural se ha cuando no descuidado derechamente perdido de parte de los gobiernos centrales. Y esto porque su interés se halla en lo arquitectónico, en el patrimonio material recibido por la oligarquía decimonónica porteña y no en la valoración y rescate del poderoso capital inmaterial del cual hemos sido depositarios los chilenos. Esto es la memoria oral, la forma de relacionarse con el espacio fronterizo (el/la mar), el mundo de la vida cotidiana; en fin, aquello que constituye la identidad urbana-porteña, persistentemente invisibilizada, folclorizada, pintoresquizada…

Otro elemento central aquí es la configuración de una cierta cultura popular que se ha venido constituyendo justamente a contrapelo de los influjos modernizadores, no negándolos ni aceptándolos resignadamente, sino que, a partir de un acto eminentemente creativo, resinificándolos; resemantizando los impactos de Occidente, los que junto al legado ancestral indígena y afrodescendiente, construyen un sujeto y con él una identidad propia, particular de este espacio subpanameño. Es este sujeto precisamente quien reconstruye desde la memoria oral la historia de lo que fue uno de los lugares más emblemáticos de la bohemia regional desde los años cincuenta hasta el Golpe de Estado de 1973. Aparece aquí el sujeto popular que dotado de una memoria viva va armando una versión más fidedigna de lo que fue esta experiencia de desbordes, de excesos y carencias, de gozo y de dolor pero, por lo mismo, de un profundo sentido humano que marcó para siempre su identidad porteña. Un modo de ser, de sentir, de comprender la realidad, en un término: de una cosmovisión vital que hoy más que nunca se extraña, se requiere, se necesita para hacer frente a la avasalladora embestida del capital global.

 

Compartir:
FONDART