Museo de Sitio

El Polvorín, almacén central que podía guardar hasta 800 quintales de pólvora, fue construido en el período último de la Colonia -entre 1807 y 1809- con fines estratégicos y defensivos ante posibles ataques producto de las guerras napoleónicas, en particular, de parte de los ingleses que dominaban el mar y que habían empezado una ofensiva contra España en sus colonias americanas.

En este contexto, los entonces regentes en la llamada villa-puerto deciden levantar un Plan de Defensa de Valparaíso, surgiendo la idea de construir este polvorín para abastecer a 4 fuertes de la villa. Tras largas polémicas por la calidad y costo de la construcción, el Capitán de Ingenieros José Miguel María de Ateros, principal promotor y gestor de la obra actual,  consigue hacer valer su idea de levantar un recinto más costoso pero “a prueba de bombas”.

Durante un siglo este recinto ubicado en la entonces denominada Loma de Elías (hoy la calle adyacente lleva ese  nombre) se conservó y utilizó como barraca militar, almacenando las armas para la defensa de la ciudad.

Cuando se destinó este terreno a la construcción de la Cárcel Pública de Valparaíso, se decidió conservar el lugar intacto y, durante los casi 100 años de vida carcelaria, entre 1906 y 1999, el sitio se mantuvo incólume resistiendo el embate de la naturaleza, terremotos y grandes tormentas. Otros dirán que el Polvorín quedó encarcelado, olvidándose su existencia que ya suma dos siglos.

Durante el período de remodelación y construcción del PCdV, en el año 2011, se intervenino su entorno, por lo que en la actualidad se está elaborando un plan de manejo para poder abrirlo a la comunidad.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone