Tag Archives: Sentimental

14/Dic/2012

Cerramos el año con una nueva sesión de comida porteña, esta vez ejecutada magistralmente por vecinas y vecinos de distintos cerros porteños.

Bajo la curatoría culinaria de Ritta Lara, dueña y chef del restaurant Cariño Malo, el viernes pasado se realizó una exquisita puesta en escena de algunos de los más típicos platos de comida casera.

Calugas de pescado y palta rellena, unos imperdibles que no podían estar ausentes en la entrada.

Una clásica mechada con arroz.

Una leche asada y muchos alfajores caseros, dieron el dulzor necesario para detenerse y evocar los sabores tradicionales durante esa jornada degustados.

Todo muy bien acompañado con vino con durazno, chirimoya y frutilla y culminado con enigmático bajativo: el apiao.

Ianella del barrio Santa Elena; Ruth del Cerro Toro, Solange  de Playa Ancha y don René (Fumanchú) de Rodelillo bajo la atenta mirada de Ritta se encargaron de dar cuerpo y vida esta inolvidable mezcla de sabores típicos.

La iniciativa fue posible gracias al Centex (Centro de Extensión del Consejo de la Cultura) y al PCdV.

9/Nov/2012

Este jueves a partir de las 19 horas se materializó la puesta en escena de la experimentación culinaria Popular Cuisine, actividad que venía a cerrar la exposición Múltiplos de cinco de Pepe Cobo. Esta exposición era una reunión polifónica de la vanguardia de la creación española que, bajo el formato de presentación audiovisual de dos minutos, conformaban una interesante exposición en un formato muy innovador. Al mismo tiempo que se realizaba esta exposición, cinco chef de la zona:  Ritta Lara del “Cariño Malo, Úrsula Franco de “Amaya”, Cristian Álvarez de “El Pimentón”, Christian Castro de “La Mano de Monja y Rogelio Villanueva, chef independiente, desarrollaban un montaje de una comida para 120 personas, utilizando como pie forzado 4 productos locales, productos de bajo presupuesto y de mucha consideración en su valor nutritivo y alimenticio, pero poco apreciados en la mesa porteña: la jibia, el luche, el cochayuyo y el pescado de roca de la zona.

Se trataba entonces de relevar estos productos a formato de cóctel para luego volver a bajar a la gente para ser degustada.

Tapas de jibia al pil-pil,  ceviche de algas, hamburguesa de jibia, panes de cochayuyo, mermelada de luche con frutos rojos, mermelada de luche con manzana sobre queso de cabra, tiradito de pescado de roca entre otras desconocidas pero exquisitas preparaciones fueron literalmente devoradas por los comensales.

Fue un excelente pretexto para invitar a nuestros vecinos, amigos y artistas que ocupan los espacios del Parque. Fue una jornada memorable que se amplificó con la compañía de un tremendo vino tinto de la viña Loma Larga de Casablanca.

1/Jun/2012

El jueves 31 de mayo tuvo lugar la Quinta sesión de cocina porteña, en el marco del ciclo Sentimental. Nuestros lectores pueden disponer de la Libreta de Notas “El triángulo culinario”, destinada a consignar esta iniciativa. Tanto el texto de presentación como el programa están disponibles en la sección EDICIONES.

Una primera hipótesis para estas sesiones señala la zona de proximidad entre arte contemporáneo y práctica culinaria, en el cuadro de un proyecto expositivo complejo, como es SENTIMENTAL. Desde la institución (PCdV) forzamos levemente las relaciones entre uno y otro espacio, no para sacar como conclusión la frase “la cocina es un arte”, sino más bien, para hacer pensar que toda iniciativa institucional supone una cierta “cocina”.

De esta se desprende la congregación de un conjunto de agentes sociales de diverso origen y proveniencia, que son invitados a conversar en un ambiente definido por la arqui-textura del edificio de Transmisión. De este modo, disertan diversas subjetividades que exponen sus intereses y comparten iniciativas sobre los efectos del trabajo cultural en sus prácticas cotidianas. Lo que hemos aprendido a los largo de estas cinco sesiones ha sido de un valor incalculable para el desarrollo de nuestro modelo de gestión, porque nos ha permitido instalar elementos atractores que forjan infinitos cruces entre las actividades de cada cual. Esta es la segunda hipótesis que las sesiones han puesto en forma; a saber, la riqueza de las relaciones directas y de los amarres imprevistos, que hacen del PCdV un dispositivo de investigación de los imaginarios locales.

Esta galería de fotos hace elocuente la firmeza en la propuesta culinaria de El Pimentón, que deleitó a los comensales invitados más que gratamente.

Menú

Entrada

Pastelito de choclo en masa

Pastelito de jaiba en masa

Shot  de vino blanco con chirimoya y  vino tinto con frutilla

Jugo de membrillo con canela

Fondo

Supersopa (caldo tipo curanto, con verduras de la estación)

Pernil asado con puré de manzanas y papas al romero

Ensalada chilena

Postre

Mote con huesillo

 

30/May/2012

Cuando tan sólo resta una sesión de cocina porteña de 5 que se organizaron en el Parque. Los últimos dos chef que han pasado han dejado la vara muy alta y un agrado en los comensales invitados que no tiene parangón. Pues, qué centro cultural -entendiendo que el Parque realiza acciones de un centro cultural, de un centro de arte y de un centro comunitario- hoy en día, releva a los chef de una ciudad y su quehacer-apuesta intelectual, reúne a un cierto grupo de personas y ofrece una sesión de cocina porteña, emulando o siendo en sí misma una perfomance de arte contemporáneo como las más vanguardistas expresiones europeas.

La hospitalidad y camaradería han sido los ingredientes que han condimentado estos almuerzos. Tener al mejor chef de regiones, electo por sus pares, como Manuel Subercaseaux del restaurant Espíritu Santo, fue un lujo difícil de olvidar en la tercera sesión de cocina porteña. Contar con la pesencia de Cristian Castro de La Mano de Monja, en la cuarta, un gusto sin igual.

Menú presentado por Manuel:

– Tiraditos de pescado de roca arponeados en la Bahía de Valparaíso.

– Mollejas a la plancha de la mítica carnicería El Torrejón, ubicada en el plan de Valparaíso.

– Locos de la zona con crema ácida casera, perejil y alcaparras.

– Ensaladas para compartir.

– Postre: helado de frutas, fruta y galletas.

 

Menú de Cristian:

Entrada

Mal cortados con reineta y tomate (pasta hecha a mano con reineta, tomate pomarola y aceite oliva).

Fondo

Reineta al perfume de limón (utilizando cilantro, alcaparras, jengibre y cascara de limón) acompañada con papas fritas y ensalada de rúcula

Postre

Tiramisú.

 

 

 

22/Abr/2012

El jueves 18 de abril tuvo lugar la Segunda Sesión de Cocina Porteña, a cargo de Ursula Franco, chef del restaurant Amaya. En la presentación del acto, le correspondió al director del PCdV, Justo Pastor Mellado, precisar los términos de esta iniciativa que combina una acción culinaria específica con una ambientación de arte contemporáneo, en el marco de SENTIMENTAL.

No se trata de acoger, entonces, a un grupo de invitados para que vengan a almorzar al Parque.

En primer lugar, los chefs invitados vienen a realizar una acción estética en otro contexto que sus restaurantes. Ellos han aceptado ser objeto de un forzamiento, seguido de un desplazamiento de función.

En segundo lugar, es el Parque quien invita a un grupo de agentes de la ciudad, para promover una cercanía que no se obtendría de otro modo, en otro lugar, en otra condición, en torno a la comensalidad propuesta como figura de hospitalidad del PCdV. Esto es lo que ha definido la selección de los invitados. Es en este tramo de relaciones que el equipo de dirección trabaja, estableciendo condiciones de interlocución con actores diversos de la vida cultural de la ciudad.

En tercer lugar, lo que el equipo instala como necesidad es la definición de un concepto de cocina porteña, que será clave para determinar los términos de referencia para la habilitación del espacio de restaurant, en el propio PCdV.

En cuarto lugar, las sesiones de cocina porteña están pensadas como un enunciado institucional del Parque, en torno a las condiciones de producción de objetos culturales. Lo anterior, no es un protocolo de intenciones sino la realización de acciones programadas que se han venido ejecutando, articuladas con otras iniciativas, para dar a entender el PCdV como un promotor de formas de existencia y de acción dentro de un marco real existente.

En este sentido, las sesiones de cocina porteña configuran un régimen de encuentro, produciendo una forma de acción estética que toma como punto de partida la intersubjetividad (montaje de lo próximo) y que tiene como tema central el “estar juntos”.

5/Abr/2012

Ritta Lara, chef del restaurant “Cariño Malo” se lució en la primera de cinco jornadas de sesiones de cocina porteña en el Parque Cultural de Valparaíso y con unas sopaipillas en pequeño formato para comenzar, pastel de jaivas como entrada, unos potentes osobucos y puré rústico de fondo y una espuma de limón para terminar, deleitó a los más de 20 invitados.

Esta primera experiencia de cocina se enmarca dentro de la programación editorial del Parque y es la línea culinaria de Sentimental, gran concepto que engloba toda la propuesta del PCdV en materia de artes visuales, música, teatro y culinaria para este año 2012.

Estas sesiones de cocina porteña se realizarán cada 15 días y en cada una de ellas se invitará a distintas personalidades de la zona, entre dirigentes vecinales, artistas y gestores culturales, autoridades, parlamentarios y académicos.

Los 4 siguientes almuerzos en el Parque tendrán como protagonistas a Úrsula Franco del restaurant Amaya para el 19 de abril, Manuel Subercaseaux del restaurant Espíritu Santo el 3 de mayo, Cristian Castro de La Mano de Monja el 17 de mayo y cierra Cristian Álvarez de El Pimentón el 31 de mayo.

 

 

Almuerzos del Parque

En el marco de Sentimental Culinario comienzan las Sesiones de Cocina Porteña.
Se ha convocado a 5 chefs de la zona con la intención de relevar su trabajo y apuesta por Valparaíso como escenario de su propuesta culinaria. De esta forma, cada dos semanas uno de los chefs se tomará la cocina del Parque y echará a volar su imaginación con un menú que los identifica.

Para el primer almuerzo está convocada la chef Ritta Lara del restaurant “Cariño Malo” quien preparará su plato para 25 invitados de la comunidad porteña: vecinos, artistas, gestores, autoridades etc.

La actividad se repetirá en mayo, los días 3, 17 y 31.