Emotiva jornada de recuperación de la memoria

7/Mar/2018

 

Un gran paso en la preservación de la memoria se dio en el Parque Cultural de Valparaíso este martes 6 de marzo, día en que se desarrolló la ceremonia de declaratoria de Monumento Nacional, Monumento Histórico y Sitio de Memoria, para este emblemático centro cultural, otrora cárcel pública de la ciudad y principal centro de detención política y tortura en dictadura en la quinta región.

Esta declaración emanada desde el Consejo de Monumentos Nacionales es un sentido anhelo de muchas y muchos que, por un lado quieren preservar el patrimonio material del espacio, como sus edificios antiguos y el Polvorín y, por otro, buscaban hacer justicia reconociendo que en este lugar se  violaron los derechos humanos.

La importancia que el Parque Cultural de Valparaíso sea declarado Monumento Nacional radica en que hoy contamos con una herramienta legal para poder proteger y resguardar todos estos monumentos que tenemos en la ciudad de Valparaíso, como el Polvorín que data de 1806 que está en la historia política, social y cultural de nuestra ciudad y también, por supuesto, la ex cárcel pública que data de 1846 y es la cárcel pública más importante de la región y que, por otro lado también esta cárcel recibió en sus distintos períodos de la historia desde la guerra civil de 1891 en adelante a los prisioneros políticos” señaló Nélida Pozo, Directora del Parque Cultural.

Además, junto con la Declaratoria, se inauguró la placa “Enredadera de la Memoria”, haciendo parte al Parque Cultural dentro de La Ruta de la Memoria. En este sentido, Nélida Pozo subrayó “que hoy día lo que queremos hacer recordando a los prisioneros políticos de la historia más reciente de la dictadura militar, es instalar esta placa que coloca al Parque Cultural en la Ruta de la Memoria, que es un proyecto que hemos desarrollado con el Consejo  de la Cultura y las Artes de la región de Valparaíso, con la Universidad de Playa Ancha y el Parque Cultural, hemos ido indicando en todos los lugares de la región que sabemos que son más de 50 donde hubo centros de tortura y prisión política, de dolor para nuestros compatriotas. Por lo tanto, hoy día también lo que hicimos fue instalar esta placa que nos recuerda y que da cuenta a todas las personas que visiten este lugar que este fue un sitio de prisión política durante la dictadura cívico-militar” enfatizó la directora.

Justamente, los principales asistentes a la ceremonia fueron presas y presos políticos, sus familiares y amigos, entre ellos el grupo de marinos antigolpistas que estuvo detenido desde previo al Golpe de Estado, el colectivo de presos políticos de Valparaíso y el propio Mauricio Redolés, que también estuvo preso en estas celdas.

Redolés , ya en franca recuperación de los problemas de salud que lo quejaron, declamó versos de antaño y cantó las dos primeras canciones que compusiera en prisión. Seguramente nada hacía presagiar que años más tarde él iba a volver a la cárcel a dar talleres a los reclusos ni que se convertiría en un cantor popular.

La Memoria presente

Dos semanas estarán montadas en la ex galería de reos 3 exposiciones que relevan justamente la preservación de la memoria, estas son: “Grávidas Mariposas… soy yo”, sentida muestra de la Colectiva Bordadoras de la Memoria, que homenajearon a 12 mujeres embarazadas que fueron asesinadas por la dictadura; “120 peldaños y un café” muestra de las presas políticas que estuvieron en la cárcel femenina del Buen Pastor Montajes Comunicacionales del Pasado y del Presente: ¿Dónde Están? ¿Dónde Está? El Caso Huenante: Detenido Desaparecido en Democracia.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone