Qué celebramos en septiembre?

11/May/2017

Celebramos la Primera Junta Nacional de Gobierno? celebramos las ramadas, la chicha y la empaná? celebramos bailando cueca y tomando terremoto? celebramos los días feriados? celebramos nuestra grandilocuente independencia? celebramos el volantín y las carreras en saco? qué celebramos? celebramos realmente algo o sólo son manotazos de unos pocos -o muchos- que enarbolan banderas nacionales por diversión, ignorancia o convicción?.

En fin, discusión bizantina que se da en distintas esferas, sobre todo en las de aquellos que cuestionan, que tienen una actitud crítica, que disienten, pero con respeto, diría el mago.

Como institución cultural que se precia de tal, nuestras armas son y debiesen ser transversales, porque justamente somos una institución cultural, debemos velar por no caer en la ramplonería, muy por el contrario, la apuesta debiese ser un desafío conjunto para entre todas y todos, concordemos, discutamos y dialoguemos en torno a qué entendemos por cultura, o por qué celebramos.

Claramente, como país tenemos una identidad, un algo que nos identifica y nos hace un poco, tan sólo un poco, diferente a nuestros vecinos, pero ese poco, es mucho si lo extrapolamos y lo desplegamos en un manifiesto de nuestras formas de ser y costumbres, un mamotreto inmenso y de alta densidad que contendrá nuestro forma de ser comunidad, nuestro mundo entre la montaña y el mar, nuestra tierra y nuestro origen ancestral.

Hoy más que antes, la ciudadanía está hablando, está construyendo, está creciendo y tejiendo redes, cada día son más las personas conscientes de sí, de su entorno, de su medio ambiente; cada día son más los que luchan por sus derechos no ya en el discurso, sino que en la acción y el trabajo diario. Allí se validan, hoy más que antes, quienes están dispuestos a aportar por hacer de este espacio, el común, uno más digno y justo.

Entre ellas y ellos, muchas y muchos artistas que pasan a diario por el Parque, trabajando, ganándose los porotos (para estar a tono al mes) y creyendo en su proyecto, en su iniciativa, en su propuesta. Este espacio es, sin duda, un polo de locas y locos creadores, maestros y aprendices, de gestores y productores, coherentes con su idea, mierda, mierda, mierda para ellas y ellos.

 

 

 

 

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone