Ex Cárcel de Isla Teja se interesa en modelo de gestión y resignificación  del Parque Cultural

27/Mar/2017

 

Ex presos políticos de Valdivia se reunieron con autoridades de la zona y la mesa de derechos humanos  para avanzar en el proyecto que pretende dar una nueva definición al antiguo recinto carcelario.

 

Otorgar un nuevo valor que apunte hacia la cultura, la memoria, el patrimonio y los derechos humanos es la consigna  que está llevando adelante la Agrupación de Ex Presos Políticos de Valdivia en conjunto con la Mesa de Derechos Humanos y el Gobierno Regional de los Ríos, para resignificar el perfil  de la ex Cárcel de Isla Teja.

En la jornada-taller denominado “Memorias en la Ex Cárcel de Isla Teja” el Parque Cultural de Valparaíso fue invitado para describir la experiencia de su modelo de gestión y de cómo fue el periplo entre lo que fue la ex cárcel del puerto y lo que hoy representa este espacio de la cultura de la V Región.

A la actividad acudieron reconocidas autoridades, como fue el caso del representante de la Intendencia, Alejando Kohler; el presidente de la Agrupación de ex Presos Políticos de Valdivia, Óscar Retamal; el integrante de la Mesa de Derechos Humanos, José Araya; Sandra Ranz, del Consejo de Monumentos Nacionales y la sólida y firme  intervención de Víctor Monreal, ex Intendente socialista de Valdivia entre noviembre de 1970 y enero de 1973 en el gobierno de la Unidad Popular.

Para el jefe del Departamento de Mediación, Sidhartha Corvalán, que representó al Parque Cultural en la actividad, el proceso de resignificación fue único y si bien presenta características distintas a las que hoy tiene la ex Cárcel de Isla Teja, debieran ser replicadas en otras zonas del país que cuenten con estos espacio de gran carga de memoria  “Nosotros como Parque queremos proponer y colaborar en una red de espacios carcelarios que en la actualidad funcionen como sitios, lugares de memoria y lugares de resignificación para producir nuevas plazas de desarrollo artísticos de puesta en valor de la memoria y los derechos humanos”.

El inmueble en cuestión fue traspasado en 1969 por el Ministerio de Bienes Nacionales al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, para que se utilizara como recinto carcelario por parte de Gendarmería de Chile y fue un recinto de detención y tortura bajo la dictadura militar.

El 10 de septiembre de 2016 y a solicitud de Ex Presos Políticos  y organizaciones sociales de la ciudad, se hizo entrega de la torre principal de la ex cárcel al Ministerio de Bienes Nacionales, importante avance para recuperar y poner en valía este lugar como un sitio de memoria y patrimonio histórico de la Región de Los Ríos.

 

Estado del proceso de la ex cárcel de Isla Teja

 

El inmueble está en manos del Ministerio de Bienes Nacionales y el Gobierno Regional ha destinado recursos importantes para estudios de ingeniería y factibilidad durante el presenta año.

El Consejo de Monumentos Nacionales está levantando la información para la declaratoria de monumento histórico y sitio de memoria, verificando el estado actual del edificio y la coyuntura territorial del espacio, que hoy se ha transformado en un lugar de enorme plusvalía para la especulación inmobiliaria y posibilidades de gentrificación, además de colindar con la comunidad mapuche Koliñir Lof Wapi y una zona de enorme biodiversidad al contar con un humedal.

Óscar Retamal, presidente de la Agrupación de ex Presos Políticos de Valdivia, precisó que “nosotros pensamos que éste es un edificio simbólico para los presos políticos. En otros lugares del país estos edificios han pasado a las organizaciones de Derechos Humanos en conjunto con alguna institucionalidad de gobierno e iniciar ahí todo un proyecto de cultura, educación y museo”.

La idea es invitar a más organizaciones de base, artistas y comunidad que puedan hacer uso de este histórico espacio “Motivar y dar un sentido a este proyecto, incentivar, hacer un llamado a participar para que se involucren, relevando  la importancia de los ex presos políticos que han dado vida a esta iniciativa para resignificar este espacio, este espacio de dolor y transformarlo en un lugar para el arte, la cultura y la memoria” nos comenta Sidhartha Corvalán.

Alrededor de 70 interesados en el futuro de la ex cárcel llegaron a esta cita de participación ciudadana con la memoria, entre las que se pueden mencionar autoridades del Gobierno Regional, Seremi de Bienes Nacionales y el Consejo de Monumentos Nacionales, directivos de la Mesa de Derechos Humanos, de la Agrupación de ex Presos Políticos de Valdivia y de organizaciones sociales de la zona, que se articularon para debatir y consensuar sobre el tema, proyectando esta jornada a otras por venir y que comenzarán a generar una estructura más definida, así lograr la conservación y recuperación de este espacio tan representativo para las organizaciones de DDHH y la comunidad en general de la Región de los Ríos.

 

 

 

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone