Sala de Artes Visuales

Marco Antonio Hughes, artista perteneciente a la generación de los años 70, egresado de la Escuela de Bellas Artes de Viña del Mar, fue alumno y discípulo del destacado artista alemán, Hans Soyka, quien marcó una época en la plástica regional. Marco Hughes pertenece a un grupo de artistas que amplió la mirada estética del arte regional, aportando nuevos contenidos con una técnica rigurosa que el maestro Soyka les supo transmitir. Marco Hughes construyó una obra particular que él definió como realismo expresivo, por el contenido que aspiraba a interpretar: los temores y anhelos del ser humano, sobre todo en una época tan compleja como lo fue la década de los ’80. Su trabajo se caracterizó por su fuerza expresiva, y por utilizar un color refinado y profundo. La fructífera obra de Marco Antonio Hughes tuvo un merecido reconocimiento de la crítica de su época. Sin embargo, debido a su muerte prematura, en 1984, su legado quedó restringido a ser un pintor de culto y en un ámbito de especialistas de la pintura.

Arte y Circo en Festival de las Artes, FAV

Popcorn Machine ( (a domestic apocalypse)

Un continuo de causalidades indeterminadas y consecuencias improbables envuelve a tres chicas carismáticas y un hombre en situaciones extremas y absurdas. Un tigre cae del cielo, la Fontana de Trevi se convierte en hongo atómico, Elvira vende el Apocalipsis en promoción especial: la metáfora de las palomitas de maíz asume el sentido en su metamorfosis explosiva. La atención del público cristaliza sobre los detalles escénicos, una Barbie que baila, la cuerda brusca del trapecio sobre el cuerpo de Elvira, un hombre que muere todo el tiempo…

En un paisaje escénico eléctrico, un futuro absurdo coexiste con un pasado desconocido. El ventilador acaricia un volcán de popcorn. El teatro se mezcla con una mano, reinventado el cabello en cabello, un trapecio vivido como aventura sentimental y una bicicleta acrobática en la cual las piernas espectaculares de Paolino juegan a la ruleta rusa. Las notas del violonchelo se yuxtaponen al ritmo de la máquina de coser, de una canción de amor siciliana, de un aire de Rachmaninoff o de fuegos artificiales.

Estas situaciones extremas y las numerosas trazas de humor exótico revelan en los personajes su verdadera naturaleza, que se muestra a veces cruel, bordeando el sadismo y el masoquismo. Sentimientos ambiguos, reflejo de sus relaciones que no son menos ambivalentes.